4 de octubre de 2022

Alberto y Charléne de Mónaco. FOTO. Cortesía

Charlène y Alberto silencian (¿?) rumores

Durante su visita a Noruega, donde tras un año de ausencia en giras oficiales por parte de Charléne por motivos de salud, los príncipes de Mónaco se mostraron muy afectuosos en un acto que para algunos, es un intento estéril de callar los rumores de distanciamiento y para otros, una muestra de unión entre Alberto y su esposa 

Durante su visita a Noruega, donde tras un año de ausencia en giras oficiales por parte de Charléne por motivos de salud, los príncipes de Mónaco se mostraron muy afectuosos en un acto que para algunos, es un intento estéril de callar los rumores de distanciamiento y para otros, una muestra de unión entre Alberto y su esposa

Tras ser el Principado de Mónaco de las pocas de entre las monarquías reinantes en Europa que no envió representación a la gala de cumpleaños de Ingrid de Noruega, los príncipes Alberto y Charléne viajaron a Oslo con sus hijos, el príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella, para participar en los actos conmemorativos del centenario de la muerte de Alberto I, tatarabuelo del actual Rey Harald.

“Me parece lamentable que se difundan tales rumores acerca de mi vida o de mi relación” – Charléne, princesa de Mónaco

Durante la visita, Alberto y Charlène se mostraron muy cariñosos y se besaron ante las cámaras con el objetivo de acallar los rumores sobre su distanciamiento. “Me parece lamentable que algunos medios de comunicación difundan tales rumores acerca de mi vida o de mi relación”, se quejaba recientemente Charlène de Mónaco en una entrevista. Para la princesa Charlène, quien hacía más de un año que no acompañaba a su marido a un viaje oficial al extranjero, esta visita parece señalar un antes y un después en su esperado regreso a la vida pública, demorado durante los últimos meses a causa de sus problemas de salud.

La princesa de Mónaco aún no ha retomado a tiempo completo su agenda institucional  y en lo que va de año se ha limitado a participar en limitados actos.  “Mi salud sigue siendo frágil y no quiero ir demasiado rápido”, explicaba recientemente la princesa a un medio monegasco. “El camino ha sido largo, difícil y doloroso. Hoy me siento más tranquila”.

 

About Post Author